Entre cepas

3 julio, 2009

Siempre resulta complicado conducir por un sinuoso y pedregoso camino de tierra, pero la operación se torna en peligrosa si inmensos viñedos se extienden a los dos lados del recorrido. No en vano, los cultivos indican la presencia lógica de bodegas y, por tanto, de las consiguientes degustaciones de caldos de la tierra. Blanco y en vasija, leche fija. Bueno, vino, en este caso. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios