La oculta joya pirenaica

15 septiembre, 2010

La fama, como casi siempre, se la llevan los de arriba. Al norte de la provincia de Huesca, en la comarca del Sobrarbe, el valle de Ordesa, un enorme circo glaciar dominado por el macizo calcáreo de Monte Perdido (3.355 metros), y la brecha de Rolando, un estrecho collado cincelado en las verticales paredes del anfiteatro, acaparan la atención de turistas, excursionistas, viajeros y montañeros. Pero, por debajo y más escondido, al sur pero dentro también de los límites del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el cañón de Añisclo merece compartir el prestigio de sus vecinos. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios