Un ramo virtual, viajero y rockero

4 abril, 2011

Nada mejor que colaborar con una iniciativa solidaria para, de paso, rescatar del olvido a Paco Picó&cia. tras casi medio año sin zumbar, demasiado tiempo incluso para un duelo colombófilo. Y del reino animal, al vegetal, pues desde la bitácora Flores para María solicitan, como su propio nombre indica, un regalo virtual para apoyar y animar a una persona enferma. “María podría ser cualquiera de nosotras, yo soy María también. Un día recibimos una noticia inesperada, un temido diagnóstico, un quirófano… y flores … muchas flores”. Posná, acá tienen un ramo recolectado a través de media Sudamérica y, de propina, un poco más abajo, hasta banda sonora rockera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y hoy María ha bajado la radio del desván
y busca como loca hacer girar el dial
y ha vendido su alma,
ha aprendido a bailar
y hoy intuye como volar

Sabino Méndez, María
Loquillo y los Trogloditas (Ritmo de garaje, 1983)

 



votar


Volando van

2 noviembre, 2010

A Mariano y Musy Usuriaga
In memoriam

El reciente episodio colombófilo, pese al repentino y trágico final, no hizo más que evidenciar con mayor rotundidad la inclinación natural del equipo de la bitácora por volar, tanto en sentido literal como metafórico. No en vano, la idea surgió ante un proyecto de vuelo transoceánico y, además, se concretó en un título protagonizado por un insecto volador, aparte de zumbador, claro.  Lee el resto de esta entrada »


No levantes tanto el vuelo, palomicaaa

21 septiembre, 2010

Ya se anunció vía Twitter y, de rebote, en Facebook. Sin embargo, la anécdota resulta curiosa y, por tanto, se merece un hueco en la bitácora, con permiso de Paco Picó y sin pretender que un ave reste ahora protagonismo al mosquito. A saber, un colúmbido, o sea, una paloma, parece que común o doméstica (columba livia), decidió instalar su nido, justo el día que comienza la primavera austral, y, sin previo aviso, poner un huevo en una maceta del balcón de un apartamento del porteño barrio de San Nicolás, céntrica sede actual del equipo de El zumbido del mosquito. Lee el resto de esta entrada »


La oculta joya pirenaica

15 septiembre, 2010

La fama, como casi siempre, se la llevan los de arriba. Al norte de la provincia de Huesca, en la comarca del Sobrarbe, el valle de Ordesa, un enorme circo glaciar dominado por el macizo calcáreo de Monte Perdido (3.355 metros), y la brecha de Rolando, un estrecho collado cincelado en las verticales paredes del anfiteatro, acaparan la atención de turistas, excursionistas, viajeros y montañeros. Pero, por debajo y más escondido, al sur pero dentro también de los límites del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el cañón de Añisclo merece compartir el prestigio de sus vecinos. Lee el resto de esta entrada »


Guardería costera

29 diciembre, 2009

Viajar hasta el litoral norte de la provincia de Chubut, en la Patagonia argentina, significa asistir en vivo y en directo a un documental sobre animales salvajes de La2 de Televisión Española o de National Geographic Channel. Allí acuden cada año ballenas, elefantes, lobos y leones marinos o pingüinos, entre otras especies de fauna, a reproducirse hasta convertir la zona en una auténtica e inmensa guardería costera.  Lee el resto de esta entrada »


Aún dormita la colosal serpiente azul

19 diciembre, 2009

Un glaciar no es sólo, como dice la Real Academia Española, una “masa de hielo acumulada en las zonas de las cordilleras por encima del límite de las nieves perpetuas y cuya parte inferior se desliza muy lentamente, como si fuese un río de hielo”. Al caminar sobre el glaciar Perito Moreno, en la provincia argentina de Santa Cruz, en plena y austral Patagonia, apenas se percibe su movimiento, un avance lento pero inexorable con una velocidad media aproximada de 2 metros por día, pero se ve y se escucha el continuo flujo del agua sobre su superficie y su interior, el crujido del ensanchamiento de grietas y el estruendo de la caída de bloques. Lee el resto de esta entrada »


Asedio a la fortaleza patagónica

29 noviembre, 2009

El Aconcagua es la montaña más alta de América, también de todo el mundo sin contar Asia, gracias a sus 6.959 metros sobre el nivel del mar. Así pues, el Centinela de Piedra, de la expresión quechua Ackon Cahuak como posible origen etimológico del actual topónimo (en discusión con el araucano o mapudungun Aconca-Hue), se eleva casi como un sietemil en la provincia argentina de Mendoza, al oeste de la parte central del país, sobre todas las restantes cumbres de la cordillera de los Andes, desde el golfo de Guayaquil (Ecuador) a Tierra del Fuego (Argentina y Chile). Sin embargo, la belleza de las montañas no sólo se mide por su altura. Lee el resto de esta entrada »