Che vive

“Por esta puerta salió un hombre hacia la eternidad”, reza una pintada en el acceso a la escuela de La Higuera donde fue ejecutado el 9 de octubre de 1967, un día después de resultar herido y apresado en la quebrada del Churo por militares bolivianos, Ernesto Che Guevara. El edificio, ya reformado y sin niños ni maestros en su interior, alberga un museo comunal en su memoria, aunque todo el pequeño pueblo se erige en monumento al guerrillero argentino-cubano. Además de las tres estatuas levantadas en su honor en la única plaza, mensajes de admiración o frases del Che y pintadas con la efigie captada por la cámara de Albert Korda adornan las fachadas en la calle de tierra por la que pasean la mujer que preparó su última comida (sopa de maní y café, cuenta) o un francés vestido de camuflaje afincado en la comunidad. Fidel Castro y Che Guevara señalaron en el mapa a Bolivia como punto de origen para una revolución comunista en toda Sudamérica y ahora constituye el lugar de destino de la peregrinación para idealistas de izquierdas de todo el mundo.

“Crear uno, dos, tres… muchos Vietnam es la consigna”, subrayó el Che para explicar su estrategia de internacionalización de una lucha armada contra el imperialismo estadounidense. Tras el éxito de la revolución cubana en 1959 con el posterior desempeño de diversas responsabilidades gubernativas y el fracaso de su participación guerrillera en el Congo durante 1965, el Che se instaló a finales de 1966 con medio centenar de combatientes en el sudeste de Bolivia, un país situado en el centro de Sudamérica y limítrofe con otros cinco (Argentina, Chile, Perú, Brasil y Paraguay). Allí, en una zona de confluencia entre las últimas estribaciones de los Andes y la llanura boscosa del Gran Chaco, pasividad de los comunistas bolivianos, deserciones entre las filas guerrilleras, delaciones de campesinos vecinos e implicación militar estadounidense precipitaron el fracaso de la campaña revolucionaria continental de Ernesto Che Guevara. Allí apagaron su vida, pero continúa brillando su estrella. Tal y como adelantó en la carta de despedida para sus seis hijos: “Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones. Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo sean siempre capaces de sentir en lo mas hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario”.

votar

Anuncios

4 Responses to Che vive

  1. Montse dice:

    Más que nunca, tras lo ocurrido en las elecciones europeas, con la derecha arrolladora y la extrema derecha consiguiendo una quinta parte de la representación parlamentaria, cobran vigencia las palabras de Ernesto Guevara sobre la necesidad de educar al pueblo para alcanzar la convivencia y la igualdad entre todos. Sólo de la incultura puede nacer el apoyo a quienes no respetan otras religiones, basan su discurso en el odio a la etnias o las razas o defienden la vulneración del derecho de las personas a buscar una vida mejor, saliendo de su país y acercando su cultura a los nuestros.

    Sobre el Che, a vuestra vuelta, si no lo habéis hecho ya, os recomiendo las películas ‘Che, El argentino’ y ‘Guerrilla’, de S. Soderbergh, ambas con asesoramiento en el guión de Jon Lee Anderson.

    Saludos!!

  2. Mayte Llera dice:

    Pues había visto este pueblecito y su escuela en un reportaje hace años. Qué bueno que hayas podido ver in situ esos lugares tristemente célebres por haber sido los últimos que vio nuestro pobre Ernesto Guevara y qué bueno que, a pesar del infortunio, este sitio se haya consagrado como lugar de culto en rendido homenaje a uno, sino el más grande, de los iconos revolucionarios que haya dado la humanidad. Un besote.

  3. elsimagico dice:

    Me encantaría ver esto, como te puedes imaginar.Yo acabo de ver con bastante retraso los “Diarios de motocicleta”, que, sin ser una gran película, me ha parecido interesante y fiel a la figura del Che. Como siempre te digo, disfruta, maja.

  4. carlitros dice:

    Me encanta ver como en la patria chica de este “revolucionario” de pacotilla hay tanta igualdad y libertad. Donde el pueblo palpa la cultura en la punta de los dedos. Donde se respetan diferentes opiniones. Eso sí se lucha contra el imperialismo, pero desde el catetismo de otro imperialismo camumuclado o no…el comunismo. Y que conste que si yo fuera de La higuera hubiera puesto una estatua mas grande que esas despues de haber formado parte del peloton de fusilamiento, claro. Turismo y a vivir del cuento chino del tipo, que eso si me saca de la pobreza…olé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: