El orgullo del pasado

Evo Morales eligió las ruinas de Tiwanaku, 70 kilómetros al oeste de La Paz y 15 al sur del lago Titicaca, para celebrar su ceremonia de investidura como primer presidente indígena de Bolivia. Una elección simbólica para “conectar con la fuerza” de las divinidades tradicionales de los pueblos andinos. No en vano, el sitio, aún en fase de excavación arqueológica, constituye el principal yacimiento precolombino boliviano, vestigio de una de las civilizaciones más longevas (1.500 A.C. hasta 1.200 D.D.) y extensas (Perú, Bolivia, Chile y Argentina) de Sudamérica. Hasta el punto de considerarse precursora del posterior imperio inca.

votar

Anuncios

One Response to El orgullo del pasado

  1. elsimagico dice:

    Pues ahora eres tú la que debes conectar con “la fuerza” y traerte una poquita para los que estamos aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: