Aguas sagradas (y II)

“El mar nos pertenece por derecho, recuperarlo es nuestro deber”, reza el lema de la Armada de Bolivia en la fachada de su cuartel en Copacabana, primera población tras abandonar Perú por la frontera a orillas del Titicaca [leer Aguas sagradas (I)]. Bolivia ya no tiene litoral marítimo, perdió su salida al Pacífico durante una guerra con Chile (1879-1883), pero posee parte del lago y ahí acantona marinos y flota a la espera de tiempos mejores. Copacabana (del aimara kota, lago y kahuana, mirador) constituye un importante centro de peregrinación mariana y, de hecho, las dimensiones del santuario de la Virgen Negra, inspirada en la advocación de la Candelaria, no resultan proporcionales al tamaño de una localidad entre pesquera y turística. Hasta existe una réplica de la imagen de Copacabana en la playa brasileña de idéntico y posterior, dicen, nombre. Aunque el enclave conserva en las colinas de sus alredores restos de los observatorios astronómicos y centros ceremoniales precolombinos, el centro de la cultura inca está un poco más allá, cómo no, a dos horas de navegación sobre el lago Titicaca.

Cuenta la mitología que el lago Titicaca nació de una lágrima vertida por el dios Wiracocha y que de sus aguas surgieron el Sol, la Luna y las estrellas. También dice la leyenda que Manco Capac y Mama Ocllo, los hijos del astro diurno, emergieron del lago para fundar el imperio inca o Tawantisuyo. Por todo ello, y aunque su posterior capital se ubicara en Cuzco, la isla del Sol fue considerada como el origen de la civilización y lugar sagrado para los incas. Aguas turquesa, playas doradas, verdes laderas y pétreas cimas con templos en ruinas a 4.000 metros transportan hasta una arcaica espiritualidad.

votar

Anuncios

2 Responses to Aguas sagradas (y II)

  1. cris+dani+papa+mama+familia adoptiva dice:

    Pero que pasada, si lo llego a saber me hago piedrecita blanca, UN BESAZO MUY GRANDE, y espero que disfrutes mucho de tu gran viaje por la vida.

    No pares de escribir

  2. maris dice:

    Yo también quiero ir a esa playa. Como dice la otra familia seguid escribiendo porque da gusto leerlo y parece mentira que seáis vosotros los que estéis al otro lado. Muchos besitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: